Es habitual encontrar en algunos hogares asistentes virtuales como Alexa, Google Home o Siri. Se han convertido poco a poco en un dispositivo más que nos acompaña en nuestro día a día y nos facilita la obtención de información, recordatorios o nos ayuda en la reproducción de contenidos multimedia.

En Esment hemos implantado estos asistentes virtuales para dar apoyos a las personas en su vida diaria en diferentes proyectos. En el Club Social Son Forteza se utilizan para ayudar a la temporalización de las actividades. Para ello se ha conectado un asistente virtual a la megafonía del centro y se programan diferentes rutinas para dar informaciones grupales o individuales a las personas.

En nuestra residencia Casas del Pla, hemos creado ambientes e hilos musicales para crear estancias más confortables y personalizadas adaptándonos a los gustos de cada persona. La función Drop-in nos permitirá realizar comunicaciones entre dispositivos de la residencia y llamadas externas de una forma más autónoma.

Y por último, estamos realizando pruebas para entrenar un asistente virtual de forma que pueda interactuar con personas con dificultades en el habla. Este proyecto está en curso pero ya hemos realizado algunas pruebas y entrenamientos.

Con todos estos proyectos se consigue mejorar la autonomía de las personas y normalizar el uso de la tecnología para todos.