La domótica adaptada es un concepto innovador que combina la tecnología y el diseño para hacer que los hogares sean más accesibles y seguros para las personas. Recientemente hemos iniciado un piloto en nuestra residencia de Es Pla de Na Tesa donde utilizando a Lucca como un sistema domótico que ha sido especialmente diseñado para llevar la accesibilidad al hogar de las personas. Lucca es un sistema intuitivo y fácil de usar que permite a las personas controlar el entorno de su hogar con tan solo un clic en su dispositivo móvil.

Gracias a Lucca, Pedro puede desde su silla de ruedas o su cama encender y apagar luces, poner música y hacer muchas otras cosas que antes le resultaban difíciles. Esto lo hace mucho más autónomo en su hogar y le proporciona una mayor independencia.

Los sistemas domóticos adaptados y accesibles tienen muchas ventajas para personas con diferentes tipos de discapacidad. Algunas de estas ventajas son:

  1. Mayor autonomía e independencia: Los sistemas domóticos adaptados permiten a las personas controlar su hogar con mayor facilidad, lo que les brinda una mayor autonomía e independencia en su vida diaria. Por ejemplo, las personas con discapacidad visual pueden controlar su hogar mediante la voz, mientras que las personas con discapacidad física pueden controlar sus dispositivos electrónicos mediante interruptores adaptados o su dispositivo móvil.
  2. Seguridad mejorada: La domótica adaptada puede mejorar la seguridad  en su hogar. Por ejemplo, se pueden instalar sistemas de detección de humo y gas que alerten a las personas con discapacidad auditiva mediante alarmas visuales, o se pueden instalar cámaras de seguridad para vigilar la entrada y salida de personas del hogar.
  3. Accesibilidad mejorada: Los sistemas domóticos adaptados pueden mejorar la accesibilidad en su hogar. Por ejemplo, se pueden instalar luces inteligentes que se encienden automáticamente al detectar la presencia de una persona con discapacidad visual, o se pueden instalar sistemas de control de temperatura que permitan a las personas con discapacidad física controlar la temperatura de su hogar sin tener que levantarse de su silla de ruedas.
  4. Ahorro de tiempo y energía: Los sistemas domóticos adaptados pueden ayudar a las personas a ahorrar tiempo y energía en su vida diaria. Por ejemplo, pueden programar sus dispositivos electrónicos para que se enciendan y apaguen automáticamente en horarios específicos, lo que les permite ahorrar tiempo y energía.

En resumen, los sistemas domóticos adaptados y accesibles pueden mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad al brindarles mayor autonomía e independencia, seguridad, accesibilidad y ahorro de tiempo y energía en su vida diaria.

Os dejamos con un video del primer día de entrenamiento de Pedro: