Hoy se han estado realizando pruebas con el nuevo sistema de clases semipresenciales. Estas pruebas nos han permitido ver posibles mejoras a implementar por un lado y que es un sistema valido y con mucho potencial docente por otro.

Entre los retos que han surgido ha estado el de enseñar la pizarra a los alumnos en modalidad remota. Al tener la camara enfocada a sus compañeros y al profesor ver la pizarra implica recolocar la camara. Una posible solución pasa por la instalación de unos sensores disponibles en el mercado que trasladan la información de las pizarras al ordenador.

Estas soluciones se valoraran y analizaran en breve para ver si viabilidad en el aula y sus ventajas o desventajas.