Las pulseras de actividad o smartbands se han popularizado en estos últimos años. Su facilidad de uso, su comodidad y los datos de nuestra actividad física son características de estos dispositivos que los hacen muy interesantes para el público lo que ha conseguido generalizar su uso. Estas pulseras suelen ir dotadas de diferentes sensores que informan a su portador de la actividad que realiza, los pasos que lleva, distancia recorrida, pulsaciones y un sin fin de datos que nos permite ver nuestros avances y en definitiva algunos datos de salud.

En Esment estamos realizando pruebas para preparar nuestra propia pulsera de actividad. EsmentFit. Gracias a esta pulsera programable se podrá obtener datos sobre la actividad física de las personas en las actividades de rehabilitación física. Estos datos permitirán a los profesionales analizar y evaluar dicha actividad para adaptarla o personalizarla en función de la persona consiguiendo así mejores resultados. La pulsera se conectará por Wifi o Bluetooth para ir transmitiendo estos datos en tiempo real pero también se podrían guardar en una base de datos para su análisis posterior.

Aquí podéis ver un video con las primeras pruebas: